Portada > Educación Financiera > ¿Qué pasa si no pago al banco? | Todo lo que necesitas saber

¿Qué pasa si no pago al banco? | Todo lo que necesitas saber

Un préstamo financiero en la mayoría de las veces es un instrumento utilizado para sacarnos de apuros. Es importante tener en cuenta que este sistema de financiamiento implica responsabilidad de ambas partes (acreedor y  deudor). Es necesario tener conciencia de esta responsabilidad dado que el estar en falta, podría traer un peor problema. Las entidades financieras pueden ser nuestras aliadas para conseguir nuestros objetivos, por tal motivo debemos mantener una buena relación con ellas y cuidar nuestra reputación como clientes. En el siguiente post podrás encontrar algunas consecuencias que pueden traer un impago por parte del deudor o la persona que ha pedido el préstamo. 

1. La deuda aumenta 

Generalmente en los préstamos o tarjetas de crédito, el contrato cuenta con una cláusula por demoras en los pagos. Estas se ven representadas en sobrecargos por morosidad a la deuda, por lo que el monto a pagar aumenta cada vez más. Es importante saber que el dinero tiene un valor en el tiempo, por lo que a más tiempo transcurrido mayor será el interés que se tendrá que pagar si no se paga el monto pactado en la fecha correspondiente. 

2. No podrás acceder a otros créditos

Si la persona deudora tiene una deuda pendiente con alguna entidad financiera, queda incapaz de poder acceder a otros préstamos o créditos, hasta que regularice el pago de la cuota pendiente. De esta manera, se tendrá que ver las alternativas disponibles para renegociar la deuda y pagar lo antes posible en caso necesites otro préstamo. El sistema excluye a los clientes que puedan representar una pérdida para el banco.

3. Afecta tu historial crediticio 

En caso de que no se pague una deuda, la persona construye un historial negativo que lo califica como una persona de alto riesgo en las centrales de datos. Infocorp es la base que reúne información crediticia de los clientes en el Perú. Una lista de las personas que tienen una deuda. Cuando esta no cumple con su promesa de pago, es puesta en una lista específica de Infocorp en la que categoriza a la persona deudora con alto riesgo en las acciones financieras.

Esta lista suele ser un marco de referencia de consulta en todos los bancos. Determina el grado de riesgo que implica cierta persona ante una petición de préstamo. La entidad financiera tiene acceso al historial crediticio de cada cliente, según esto determinará qué tan conveniente es poder trabajar con ciertos clientes. Por este motivo, es preciso mantener una buena relación con los bancos puesto que sus servicios son nuestros aliados financieros para nuestros objetivos personales. Debemos gestionar bien nuestras finanzas y planificar el pago de los meses que vienen, solo así la empresa bancaria será de gran apoyo en la medida que sepas trabajar con ellas, pagando las cuotas a tiempo.

4. Pérdida de Bienes 

Dependiendo del tipo de crédito, puede que un bien sea considerado como garantía del préstamo personal. Es por eso que se debe mantener una buena gestión de las cuentas para mantener esta posibilidad alejada. Ante la falta de pago, la entidad puede iniciar un proceso para reclamar el bien como su propiedad puesto que el contrato le puede dar el derecho.

Para evitar llegar a esta extrema situación de embargar, aunque parezca lejana, es necesario que tomes riendas en el asunto, es decir, que se actúe rápidamente en caso de no poder cumplir con las cuotas. Puede acercarse a su banco y pedir un refinanciamiento de la deuda, que puede implicar una disminución del interés o un aumento de periodos para que el monto mensual a pagar después se pueda ver reducido.

Es necesario resaltar la buena relación que debemos sostener con el banco, de tal modo seremos beneficiados mutuamente. Por tal motivo, asegurarse de pagar las deudas a tiempo y en caso de que no se pueda, negociar para llegar a un acuerdo que pueda ayudar a salir de una situación complicada, en caso de que no puedas pagar.

Abrir chat
Hola, ¿necesitas ayuda?